Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

También nos roban el fútbol

En el año 2004, en el suplemento Crónica del diario El Mundo, el periodista Ildefonso Olmedo, escribió una reseña sobre Ángel María Villar que se titulaba: "El hombre que no sabía decir fútbol". Por aquel entonces, Villar estaba ya en la picota. Era presidente de la Federación Española de fútbol desde 1988 y se presentaba para su quinto mandato. Parte de su equipo directivo estaba imputado por presunto uso de los fondos federativos para viajes familiares que incluyeron desde safaris en Laponia a escapadas a las cataratas de Iguazú, excursiones en lugares donde jugaba la selección española. No era la primera vez que se encontraba en apuros. En 1993, una auditoría del Consejo Superior de Deportes detectó que en las cuentas de la Federación faltaban por justificar 685 millones de pesetas. Trascendió entonces que Villar recibía 8,4 millones por año en concepto de gastos y dietas de representación. 
Moco de pavo todo, comparado con el escándalo de la FIFA. Fue en…

Entradas más recientes

Lo que nos faltaba, una segunda edad de oro del ladrillo

La triste historia de los náufragos que desaparecieron dos veces

El cielo y la tierra están locos de remate. La humanidad, más

Los dos PSOE y el principio de reciprocidad

Otra mesa de trabajo

La medalla laica y los urbanitas de izquierda

Un año de las casas "sin papeles"

Todos con Pedro, pero sin los de Pedro

Cariño, hemos encogido al PSOE

A Susana Díaz le crece la oposición